"En la situación actual las tarifas tendrían que subir un 30% para llegar a lo que cuesta hoy producir con gas y derivados del petróleo

ALBERTO MAGRO PALMA Las renovables abaratan la luz. Y falta hace. Lo recalcan los productores de solar y el propio director general de Energía, que advierten de que la electricidad es aún más cara de producir de lo que pagan los consumidores. Es el llamado déficit de tarifa, acentuado por la subida del petróleo y el gas

: "En la situación actual las tarifas tendrían que subir un 30% para llegar a lo que cuesta hoy producir con gas y derivados del petróleo", apuntan. Y a medio plazo habrá más subidas: menos petróleo y cada vez más consumo (China acapara cada vez más). "Por eso quien no tenga renovables está condenado", sentencia Oviedo, que recuerda que el sol y el viento son las fuente de energía más baratas.